La Jicara - Arthur Wolfinguer IntroArt

La Entidad

La Entidad

a A.W.

Hace quince años, a un espíritu de intrigante procedencia se le ocurrió aparecerse frente a mí. Claro, en aquel entonces era completamente un niño, y es imposible que dicha experiencia no me haya perpetuado algún problema psicológico de alta peligrosidad, es decir, ciertamente, es el principal responsable de que yo sea así.

Erase las nueve de la mañana de un día como cualquier otro. A la fecha, dentro de mi memoria vagan distintas escenas que no he podido ordenar cronológicamente, de aquel borroso recuerdo en donde acaeció un suceso memorable para la historia de la humanidad.

Por vez primera, había conversado con otro ser que no necesariamente era humano, o si quiera existía. Recuerdo, como flashback, que de súbito un ser un tanto extraño se materializó de la nada, dejándose aparecer delante de mí, y, en consecuencia, las uñas de mis pies hasta los pelos de mis pestañas se paralizaron.

Entretanto, él estaba ahí, asomándose aterrador, cruzando la puerta del garaje. Lucía una túnica confeccionada por partículas de sombras, así como lo he descrito, con un estilo muy particular a las que usan los monjes, de estilo encapuchado, mientras tanto brillaban en su cara, que en realidad no existía, unos pétreos ojos rojos como rubíes.  Cuando de pronto una voz en la sala se dejó escuchar:

Ven. ¡Oh!, era él.  

mas movía su mano izquierda en señal de invitación,

Ven, dijo otra vez,

y misterioso a mí se acercaba

y abandonaba al mismo tiempo

aquella oscura habitación,

de donde había provenido

y en cuyas dimensiones no había ningún rastro

de que habitara algún dios.

Por mi lado, con el cuerpo paralizado, tan solo veía

cómo en lentos pasos hacia mí se dirigía.

Ven, dijo al final, con tono fantasmal.

Pero al estar ya cerca, por fin logré gritar.

y él no tenía cara,

o ésta no estaba en su lugar,

en donde debía haber estado más bien

se encontraba un espacio vacío, oculto y sombrío,

antagónico a la luz solar,

entonces logré moverme

y al fin hui

de aquella entidad

que hace quince años vi…

Copyright

© Salvador Gutiérrez / Arthur Wolfinguer

 

UnderC2-Remodelacion2