Tú sabes.

Tú sabes.

Tú sabes que te estoy queriendo

con tan sólo acariciar tus manos.

Cuando llego un minuto tarde

sé que aguardas en silencio mi llegada;

no es que quiera hacerte esperar

menos hacerte enojar vida mía

pero mis pasos con los años

se van haciendo más pequeños

y siento más larga la distancia

cada día, amor, para estar contigo...