LaJicara - El rincon poetico IntroArt

LA RIQUEZA -poema-

La Riqueza (poema)

La riqueza
no es propiedad de mercaderes de la palabra,
ni del ideólogo con salario
ni de quien vuelve consumista la poesía.
No acepta candados y cámaras de vigilancia,
ni esconde en un encierro, la libertad y el sueño.
No necesita abogados y guardias de seguridad.
La riqueza, dice la Rae, es
"Abundancia de bienes y cosas preciosas
de cualidades o atributos excelentes"
pero yo exijo que le quiten la ambigüedad
que no incluyan lo que se compra y se vende,
si no yo no la quiero. ¡Aléjenla de mi alcance!
llévenla donde están las demás superficialidades.
Y vuelvan con la riqueza verdadera:
la del amor,
la que no se cambia ni recambia
o que sólo se cambia por amor.
La que promueve armonía entre todos
y todo,
que me da tranquilidad para caminar libre,
despreocupado y solo
o acompañado si lo prefiero,
para correr sin reloj
o correr nomás porque quiero,
para detenerme y sentarme a la sombra de un árbol,
o encima de la roca frente al paisaje abierto,
o dejarme caer en colchón de hojas secas,
panza arriba:
la mirada volando libre a trecientos sesenta grados
cruzando las formas que dibujan las ramas que danzan al viento,
para poner los ojos en el cielo,
al lado de las invisibles estrellas
o de las estrellas visibles
junto a la luz que queda de las estrellas que ya no existen
y reír por nada
a boca-abierta completa
y si a alguien le molesta que no me importe
que piense que estoy loco si le place,
que piense lo que guste.
Riqueza que equivalga a libertad para hacer lo que quiera
como revolcarme en la acera,
con limpia camisa blanca, gelatina en el pelo,
y quitarme lo formal
antes de entrar a la junta mensual de la empresa
(limpiecito por dentro),
y entrar, de igual modo, a la misa del domingo,
o a la reunión de agnósticos a media cuadra de la iglesia.
Riqueza, libertad para deambular solitario bajo la arboleda del parque
unido al universo en mi soledad de pensamiento,
solitario pero armonizado con todos.

Riqueza que implica compartir la sensación de libertad,
de miles de obreros de zonas francas a pasos ligeros,
(pájaros liberados de sus jaulas)
en un jolgorio de gritos y abrazos
a la hora que se marchan a sus casas;
y también los empleados públicos, y los que trabajan en el mercado,
los ambulantes,
los que barren y pintan de amarillo
las cunetas de las calles de asfalto negro,
a la hora que los rostros cansados exhiben mejor sus sonrisas.
Y hacer esto y aquello si es lo que quiero.

Quiero la riqueza que permita
acabar todo el cansancio en ocho horas de sueño,
y amanecer con nueva sensación de fuerza,
renovado y feliz
(juventud, y vida desbordada).
Riqueza igual a
reciprocidad de ¡Hola!, abrazo ¡Hasta mañana!
y un adiós con sonrisa en la última mirada.

Que mis pasos marchen al ritmo de la canción que yo mismo cante,
que no exista el pero, ni el espero, ni el desespero,
sólo, el siempre dispuesto al trabajo honrado,
y que mi actitud tenga la justa medida del deber y el derecho.

Riqueza que no frene la desbocada risa entre amigos,
ni el grito en la montaña, ni el eco que regresa acariciando las ramas
ni la canción y la danza en el baño,
ni el beso a cualquier hora y en cualquier lugar.
Elijo para mí la riqueza que le sonríe a todo
Y que guarda también una sonrisa para la nada,
que rechaza la indiferencia y la indolencia,
que nos renueva lo humano,
que escucha, propone, construye
y no destruye,
que se autocritica, respeta , es tolerante,
que piensa y no calla,
que denuncia,
que es colectiva siempre.
Riqueza que se marche libre cuando quiere,
y que si lo quiere, también regrese a mi lado
que me busque y me encuentre,
que me aleje de mí mismo para que yo me vea desde lejos,
buscándome, necesitándome,
preguntándome si tiene sentido ser como soy,
si soy yo el que piensa
o si alguien lo hace a través mío,
si soy yo el que calla o el que habla,
el que lucha.
Riqueza: origen de las cosas.
La sencillez más sencilla. Colectiva.
La razón de ser humanos: un abrazo.
En mi mundo, mi universo, de todos.


Juan Ramón Falcón
Masaya 15 de mayo de 2017

 

UnderC2-Remodelacion2