LaJicara - El rincon poetico IntroArt

Nosce Te Ipsum

Nosce Te Ipsum

Nosce te ipsum et nosces universum et deos

 

Y me dijeron que un Dios inventó el mundo en seis días, y que el sábado lo usó para descansar. También gritaron los griegos al Olimpo venerando a Zeús, a que les enseñara la verdad. ¿Pero que me puedes decir sobre los Anunnakis?, O mejor hablemos de la serpiente emplumada Quetzalcóatl. 

Serpientes, y más serpientes, voladoras, malignas. Malditas Serpientes, reptiles que parecieran ser malos, pero eran más superiores que nosotros en realidad. Sin embargo, algunos orientales creen en un Dragón. ¿Casualidad o es acaso una antigua representación?

Continuar leyendo
1066 Hits

El Diablo En El Prostíbulo

El Diablo En El Prostíbulo

Por su bien no lea esto:

No sabes nada de la vida, y nunca sabrás como se siente amar, porque eres una maldita hija de puta. Que solo juega y que un día llegará a perderlo todo. No sabes nada de la vida, pero yo te enseñaré algo muy esencial, pequeña estúpida. Te enseñaré a cómo hacer el amor.

Mírame a los ojos y déjate tocar la espina dorsal, y siente como los demonios que habitaban dentro de tu vagina comienzan a salir muy asustados. Destilas olor a querer coger, y tus latidos solo demuestran que estás con muchas ganas de ser sepultada viva. Te sepultaré. Pero con amor, maldita prostituta.

Te enseñaré a follar de verdad, con el alma fuera de su cavidad, con los dientes rechinando y mordiéndote los labios, mientras tu cuerpo pide más, más, y más. Aunque luego de terminar, solo me hayas costado unos cuantos centavos y yo te haya costado la vida, maldita prostituta.

Continuar leyendo
591 Hits

El último verso

El último verso
Escribo el último verso despidiendo este año con un beso, ya se escucha el viento que esparce el hiel aliento del que agoniza y descansa en una sonrisa.Acaricia viento mi cuerpo y también el de la amada mía; dile que mañana será un nuevo día, en el que besare sus labios, acariciare sus cabellos, morderé su fragancia. Susurra mi nombre a su oído dile que un viejo amigo a caído, el que nos dejó amor y compartió su tiempo a nuestro favor. Acaricia sus mejillas mientras viene el nuevo día en el que sus ojos miren las mías.N3570R ZUN16A
Continuar leyendo
560 Hits

El Extraño Poeta

Los poemas se hacían cada vez más extraños, como la persona que los escribía,Las letras más corrientes como la vestimenta de él y su poesía.Por fuera parecía un joven desorientado, pero por dentro era una persona vieja que todo lo sabía.Leía, escribía, despertaba y sonreía, aunque macabramente, mientras una voz que habitaba en el tiempo en un tono gutural le dijo: “Ven”, escribe sobre mí, sobre ti. Pero era una historia ficticia que solo él se creía.

Abandonó el “ía”, y se encontró con otras terminaciones en sus palabras. Cambió todo, cambió a la mujer que lo amaba por el alcohol y también por el cigarrillo. Cambió la ropa de gente por harapos de un hijueputa desalineado. Encorvado, sucio, perverso y mal pensado. Usó a las mujeres para saciar su hambre, porque ya no les tenía apreció. Para él no eran más que carne, no eran nada más que complacientes objetos. Ya no les decía Princesas, si no Putas, Perras y con suerte les decía “Dulcineas”. Iba de bar en bar a tomarse unos cuantos tragos, siempre con la compañía de sus sombras, y cuando llegaba la noche se encerraban todos a conversar en su cuarto.Rumoreaban los demás que ya estaba Loco, o que había perdido la noción. "Pobre poeta extraño que perdió su nombre. Pobre poeta extraño que vistió a sus sombras con su piel. Pobre poeta loco" .- Dijo un lector.

._ ¿Pobre poeta? Preguntó al lector una de sus sombras…Y el lector al final comprendió su poesía…

Wolfinguer

Continuar leyendo
418 Hits

Rutina de un poeta

Rutina de un poeta

En las alas del ALBA he sabido posar, vuelo por los cielos, por el universo y más allá; le canto a la vida y a un simple verso no más, para que me escuche el viento y el corazón que he de amar.

El canto de la AURORA he sabido escuchar; cuando sonríe me rio y a veces me hace soñar.

A veces me he dormido con el CREPÚSCULO, cansado y abatido en las cortinas de la noche, mi almohada ha sido el verso y mi sábana la rima, mi pijama la poesía que adormece mis entrañas,

He muerto en brazos del OCASO para nacer de nuevo en las alas de un ALBA en la que descansa mi verso, mi pluma y mi alma.

Continuar leyendo
474 Hits
EL Rincon Poetico
 Mientras el murmullo recorrela autopista de mis venas, levantoel apéndice de mis pestañas haci...
21 visitas
EL Rincon Poetico
De rodilla, rogué pidiendo clemencia y misericordia por el que lloraba el de rostro curtido, de piel...
531 visitas
EL Rincon Poetico
¿POR QUÉ ESCRIBO?   Escribo como mujer... Le escribo a la mujer... Escribo con aroma de mujer....
535 visitas

UnderC2-Remodelacion2