LaJicara - Pensamientos  Reflexiones IntroArt

La primera vez que me enamoré

Recuerdo la primera vez que me gustó un chavalito. Fue en infantil, en el colegio Arly de Bello Horizonte. Un chavalito redondo por todos lados, casi gordito. Pelo negro, crespo. Colochos humedecidos casi todas las mañanas. Tenía un lunar en el lado izquierdo del mentón, su mirada un poco distraída. Los cachetes lisos y limpios, entalcado alrededor del cuello. Se llamaba Giovani. Huelía a colonia Menen.

Siempre nos sentaban en la misma mesa, frente a frente. Vagamente me acuerdo que haciamos manualidades. Pegar recortes de revistas, cortar cartón, dibujar casitas, animales, etc. Creo que cruzamos palabras dos o tres veces. "Pasame el borrador', 'Dame la tijera'. Nomás.

Teníamos en la misma lonchera. Aquellas de metal que traían todos los personajes de Disney montados en un bus. Esto hubiese sido motivo para platicar, pero nunca nos dijimos nada. Observabamos con ojos curiosos tal coincidencia como buscando la diferencia. Nos hubiesemos dicho por lo menos: oh, que casualidad'. Pero no, nada. Me pregunto cómo habrá cambiado con los años, más gordito seguro, o más flaquito. Alto, chaparro. Quién sabe.

Ahora que veo películas sobre amor de niños, me hubiese gustado que esta historia hubiese sido más pimentada. Una flor, algunas risitas, darnos las manos, regalarnos un dibujo.

Continuar leyendo
361 Hits

¡Feliz Navidad!

Que en estas fiestas podamos sentir ese rayo de luz

que limpie cada rincón de nuestros cuerpos y mente, 

y eso nos permita ser más felices.

 

Continuar leyendo
429 Hits

EL DOLOROSO ORIGEN DE LA PALABRA "TUANI" por Juan Ramón Falcón

EL DOLOROSO ORIGEN DE LA PALABRA "TUANI" por Juan Ramón Falcón
Francisco Malespín fue un político y militar salvadoreño, enmarcado en el cruento período de guerras, confrontaciones y conflictos de la Centroamérica que quedó después de la Independencia. En cada país habían surgido grupos que se enfrentaban y que irrespetaban las frágiles fronteras, apoyando a sus afines o atacando a sus contrarios. Es así como Malespín, quien había conquistado la presidencia de El Salvador, decide dejar en el poder al Gral Eufracio Guzmán y a su hermano Calixto Malespín para venir a invadir con sus tropas a Nicaragua, específicamente,la plaza de León dominada por liberales. Desde el 26 de noviembre de 1844 hasta el 13 de febrero de 1845, se marcaría un período doloroso para los leoneses, uno de los peores derramamientos de sangre que recuerda la historia nuestra. Malespín y su tropa dirigida por generales salvadoreños, hondureños y costarricenses dejaron en cenizas la ciudad el 19 de enero de 1845, después de saquear los sitios religiosos, robar y matar a civiles de todas las edades incluyendo niños, a la vez que violaban a jovencitas que luego mataban y descuartizaban.  Como un pequeño detalle de aquel desastre un diario publicaba: (Fragmento tomado de la Historia Moderna de Nicaragua. Complemento a mi Historia de Nicaragua., escrito por José Dolores Gámez. Biblioteca Virtual “Enrique Bolaños” ): "A la verdad, agrega el autor del diario, que hemos citado antes, era un espectáculo bien doloroso encontrar en medio de los escombros humeantes, los cadáveres asados de las madres con sus tiernos hijos en los brazos y de los ancianos en ademán todavía suplicante, pasados por las bayonetas, mientras los de muchas jóvenes en la flor de su edad, yacían despedazados por los perros en las calles"Solo la posibilidad de perder la presidencia en El Salvador tras recibir la noticia de que los liberales salvadoreños se habían levantado en armas contra él, hizo que el sanguinario Malespín, acelerara el regreso llevándose a través de Puerto El Realejo, el cuantioso botín que había conformado en los dos meses de posesión de la ciudad. Tristemente, mientras esto ocurría, en Masaya y Granada, los conservadores celebraban con alegría y tomaban posesión de los restos dejados por la truinfante campaña del invasor Francisco Malespín.De este doloroso pasaje de la historia nuestra, heredamos también unas cuantas palabras que son parte del argot inventado, como clave militar, por el general salvadoreño, y que se conoce en nuestro lenguaje popular como “Malespín”Podemos mencionar palabras como: nelfis (nalgas), Penefi (Managua), Pelis (malos) jincho (indio) breteji (brete, breti) : trabajo frendi (grande , fornudo), cedania (cadena), tuani (bueno), nicha (niche): noche (Esta palabra también es usada para referirse a una persona de raza negra.) y muchas otras más.La clave para conformar el argot consistía en sustituir algunas letras en las palabras: a por e, i por o, b por t, f por g, p por m, y viceversa. Pero hay que decir también que con el tiempo y con el uso algunas palabras han variado de tal manera que no mantienen la norma aunque fácilmente se puede llegar a la conclusión que son parte del argot en mención.Además de Nicaragua, también Costa Rica conserva en su lenguaje popular el uso de algunas de ellas. "tuanis" (buenos) "pelis" (malos) , “brete” ( trabajo). Mencionaba antes que a veces se dan pequeñas variantes, por ejemplo, mientras en Nicaragua se usa la palabra “Tuani”, en Costa Rica el mismo significado corresponde a “Tuanis”. Curiosamente, algunas de estas palabras, de común uso en el argot popular costarricense, son defendidas por muchos como derivadas del inglés, así que “Tuani” viene supuestamente de Too nice y “brete” (trabajo) de bread (ganarse el pan de cada día)Si consultamos el diccionario de la Real Academia Española, encontraremos la definición de varias de esas palabras. Yo solo voy a mencionar la palabra “tuani” que está definida de la siguiente manera: 1. adj. El Salv. y Nic. Dicho de una cosa: tuanis (‖ de excelente calidad). Con esto, ya podemos decir que el mismo que nos heredó una de las páginas más sangrientas de nuestra historia también dejó sus huellas marcadas en algunas palabras de uso común en nuestro lenguaje popular, que además ya han sido acuñadas como de uso correcto por la Real academia de la lengua. ¿No creen ustedes que es tuani saberlo?Juan Ramón Falcón Masaya, marzo, 2015 
Continuar leyendo
7393 Hits

FIN DE LA TRAGICOMEDIA, CONTINÚA LA TRAGEDIA por Juan Ramón Falcón

FIN DE LA TRAGICOMEDIA, CONTINÚA LA TRAGEDIA por Juan Ramón Falcón

Dice un pensamiento anónimo que la vida hay que tomarla con amor y con humor, con amor para comprenderla y con humor para soportarla. Por eso después del ascenso de Trump, es urgente la risa para relajar la mente y darle chance al amor que nos ayude a comprender la tragedia.

A manera de consolación es bueno decir que Hilary era la misma porquería. Pero buscando entre el estiércol el diamante, podemos mostrar algo bueno recibido de la tragicomedia de Trump, Hilary y demás co-actores mediáticos. Lo bueno es que en su afán de destruirse unos a otros, ha quedado desvelada la verdad. Ellos mismos han puesto a la luz lo que el Sistema busca como escondernos: la perversidad, sus prácticas aberrantes, su inmoralidad, su capacidad destructiva global, y eso ha generado conciencia en mucha gente que creía ciegamente en el Sistema. Hoy sabemos que esa práctica tramposa y perversa de la que fuimos testigos en sus confrontaciones, es en lo profundo lo cotidiano: el reflejo del Poder que cada uno de ellos representa y defiende. Hoy estamos menos engañados que antes de sus shows televisados, sus univisiones, y sus cnnes. Ellos mismos han puesto a superficie la inmoralidad, la falsedad, la locura que les sustenta, que es la razón de que tengamos tanto caos en el mundo que habitamos todos, y estemos al borde del abismo. Masaya. 11 de noviembre de 2016.

 

Continuar leyendo
332 Hits

DIA DE LA RESISTENCIA INDÍGENA VERSUS DIA DE LA RAZA por Juan Ramón Falcón

DIA DE LA RESISTENCIA INDÍGENA VERSUS DIA DE LA RAZA por Juan Ramón Falcón

 

En 1913, el español Faustino Rodríguez, propuso hacer una celebración que conmemorara, el 12 de octubre de 1492, fecha de la llegada de Cristóbal Colón a las tierras de América. La idea era establecer un día que representara la unión de España e Iberoamérica: El Día de la Raza. La propuesta fue aceptada por los políticos de la época que se extendió por todos los países latinoamericanos, y nuevamente entregaron la dignidad de casi todo el continente.

El nombre invitaba a sentir orgullo de que fuéramos descendientes de españoles y a la vez, vergüenza de que lleváramos sangre indígena en nuestras venas. Tácitamente proponía ignorar las violaciones cometidas por los invasores a las mujeres indígenas, que luego concebían y criaban a sus hijos “mestizos”, que serían la nueva raza menospreciada. Y la celebración legalizó lo peyorativo de indio, como sinónimo de: indigente, salvaje, inculto, e idiota.

Nadie se detuvo a pensar en el irrespetuoso contenido de la propuesta y los nuestros fueron engañados de nuevo o se dejaron engañar. Era una época de menosprecio y odio por los indígenas, y eso se puede apreciar en las palabras de Domingo Faustino Sarmiento, quien escribía: “Quisiéramos apartar de toda cuestión social americana a los salvajes (indígenas) por quienes sentimos, sin poderlo remediar, una invencible repugnancia”.

Continuar leyendo
239 Hits

UnderC2-Remodelacion2