La Jicara - Rodolfo Zamora Corea IntroArt

LOS ENCANTOS DE LA GULA

 LOS ENCANTOS DE LA GULA

Había mucho tiempo para estar muerto,

poco para vivir,

había que entregarse a la gula,

buscar un hermoso cuerpo que engullir.

Ella lo invitó a comer.

El amor, su mejor  platillo,

dulces besos desayunos,

un gran almuerzo entre sus senos,

mordiscos suaves en la cena,

dulces y chocolates,

mientras movía sus caderas ,

él mordía sus pezones de frambuesa,

al mismo tiempo que apartaba su cabello,

la tomaba de un golpe, sin pensar,

como un trago de aguardiente,

que ponía  entre sus piernas,

a destilar, a envejecer,

para digerir sus caricias,

en aquella fiesta de la gula,

¡era un festín aquella mesa!

extraña, hasta parecía una cama,

con almohadas por bandejas,

donde el látex de las sábanas,

deslizaba su cuchillo,

partiendo su corazón,

masticando su belleza.

(De Mis Versos Bastardos)

 

UnderC2-Remodelacion2