La Jicara Silvia Schöneke IntroArt

Nadie

Nadie

Nadie escribe de la gente que un día hace lo correcto y por ello se siente una mierda.

A nadie le interesa la gente que esta sola, como yo en esta puta noche.

A nadie le interesa ir por ahí curando corazones

De los que buscan ir en la vida con la emoción de la velocidad pensando que se tienen alas y que no se puede caer...

Porque después de todo la velocidad es una forma de suicidio.

Como quien escribe rápido para no caer en la realidad.

A nadie le interesa un par de alas rotas intentando volar.

Y amar

Y amar lo que no se debe

Y querer curarse con lo que mas hiere.

Así como quien piensa que los frenos solo son adorno y que de nada sirven.

Yo...

Yo ya estaba rota cuando me encontraste.

No fue tu culpa

Era toda mía la intención

De curar las heridas que me había hecho la vida,

La velocidad...

Ya era yo una niña para esta vida

Ya era yo demasiado mujer

Para cualquiera.

No eras vos el culpable.

Yo trataba de amar

Solo amar.

La vida me había dado cien mil golpes el la cabeza

Y yo ya era mas que una loca suicida sin frenos

Hacia ningún lado.

Ya el miedo, las copas medio llenas y las ilusiones

Marcaban el tanque de mi gasolina.

Yo escribía

A nadie le importaba

Porque escribir también

Es una forma de gritar

El miedo pero sin tanto alboroto.

Vos no tenias la culpa

De que mi tanque estuviera

Roto y que yo pretenciosa

Quisiera tocar las nubes

Y la luna.

No eras vos mi amor

El culpable de mis lágrimas

Estas que no se alivian a tu lado ni Perdiéndote.

Nadie entiende de velocidades suicidas

Ni de frenos que no responden

Cuando el corazón

Esta roto

Y llora.

Nadie entenderá

Que la puta vida

No es justa

Y que el amor

Tampoco.

Que la vida

Mide el tanque

De las estampidas

Y que se queda sin gasolina

En el medio del camino.

Nadie entiende el dolor

De quien escribe

Cuando ya no queda

Nada más.